Samuel Hernández, El asfalto es blando

Después de caer mil veces podemos llegar al punto de acostumbrarnos, levantarnos de nuevo o rendirnos, elijas la opción que elijas, cuando vuelvas a caer comprobarás que el asfalto es un poco más blando que la vez anterior, y que las caídas nos pueden enseñar muchas cosas.’El asfalto es blando’ esa es la lección que nos enseña Samuel Hernández, un ilustrador con un gran talento y que sabe lo que es esforzarse por conseguir sus sueños.

-Tu cuenta se llama El asfalto es blando, ¿Por qué ese nombre? ¿Tiene algún aspecto reivindicativo?

A parte de lo llamativo que es el nombre, que ayuda a que la gente pueda buscarme en RRSS, tiene su historia. Va por lo de la superación. Por una parte, dedicarse a la ilustración no es un camino de rosas. Ser autónomo menos aún. Y a nivel más personal, como tengo una malformación en los brazos, pues por ahí tampoco he tenido todo muy de cara. Al final, el día a día, a nivel personal y profesional es ir por un camino, y todos los caminos tienen baches, tienes tropiezos, y te caes. Más o menos a menudo, pero todos nos venimos abajo de tanto en tanto. En ese punto, puedes lamentarte y quedarte donde has tropezado (cosa muy loable, oye), o levantarte y seguir adelante. Vas a seguir cayéndote sin parar, pero con el tiempo, y si estás dispuesto a levantarte y seguir, las caídas duelen menos. Es un poco como si el asfalto en el que te caes fuera blandito. 

El Asfalto es blando ilustración

La ilustración no es un camino de rosas. Ser autónomo menos aún. Y a nivel más personal, como tengo una malformación en los brazos, pues por ahí tampoco he tenido todo muy de cara

-Te apasionan cualquier material que manche, pero ¿Con qué materiales te sientes más cómodo? ¿Alguna técnica con la que quieras experimentar?

Aunque trabajo mucho en digital, si te tengo que decir alguna técnica con la que me sienta a gusto, te diría tintas y acrílicos. Ambas me dieron, creo, una buena base de dibujo. Y encajan muy bien con mi metodología de trabajo, así que tengo cierta seguridad de que no va a salir un mal trabajo, tengas muchas o pocas trabajas haciéndolo. Y por mucho cuidado que tenga con ambas, lo de mancharme es sistemático. La mayoría de veces soy incapaz de identificar cómo, así que eso encaja con lo que me gustan los materiales que manchan.

-Cualquiera que eche un vistazo a tu cuenta de instagram verá que te atreves con todo  pero parecen destacar el erotismo y la naturaleza ¿Qué intentas expresar con esa unión de elementos?

El erotismo (y el desnudo) es tan natural y normal como la naturaleza. Igual encajan por eso, peeeeero ¡realmente es mucho más casual! Me gusta trabajar con modelo porque me motiva a aprender y experimentar. Podría haber sido cualquier otro tipo de trabajo, pero cuando no sé qué hacer, o quiero trabajar alguna técnica concreta, alguna paleta, trabajo con modelo. Me gusta mucho dibujar planticas, pájaros, peces, porque me resulta especialmente divertido salirme del realismo con el que suelo trabajar y darle un tono un poco más sencillo, más de «ilustración infantil» (igual en esa afirmación faltan comillas, jajaja). Además, esa mezcla de estilos cuaja muy bien. Crea unos contrastes visuales curiosetes, y me divierte mucho la mezcla.

El asfalto es blando ilustración

-¿Que piensas que siente alguien que conoce tu trabajo por primera vez?

Pues no suelo pensar mucho esto. Porque me conozco, y si le doy muchas vueltas a qué piensa la gente de mi trabajo (tanto la primera vez que lo ven como en general), voy a terminar haciendo cosas que no me gustan, pero que contenten. Y creo que en parte a la gente que me sigue y me hace encargos le gusta que haga las cosas pensando sobre todo en quedar contento yo. En eventos he visto todo tipo de reacciones. Desde gente que le parece asqueroso lo que hago, hasta gente que se enamora de los colores y la composición. ¡A estilos eclécticos, opiniones eclécticas!

-¿Nos cuentas un poco cómo has llegado a ser el artista que hoy conocemos?

De pequeño dibujaba muchísimo. Dedicaba gran parte del día a dibujar porque me ayudaba a desconectar. Entré a estudiar Bellas Artes un poco por inercia. Si pensaba en ese entonces en algo a lo que dedicarme toda la vida, no se me ocurría algo que me fuera a gustar más. Desde entonces he dibujado a diario. Y cada día me levanto con una lista de cosas que quiero probar, con autores a los que quiero estudiar, y con muchas cosillas que aprender. Supongo que ha sido un poco así. Mucho trabajo y mucho amor a ese trabajo.

Cada día me levanto con una lista de cosas que quiero probar, con autores a los que quiero estudiar, y con muchas cosillas que aprender. Supongo que ha sido un poco así. Mucho trabajo y mucho amor a ese trabajo.

– ¿Tienes algún proyecto en mente?¿Dónde podríamos conseguir tus trabajos?

Por lo pronto, acaba de salir a la venta ‘La puta barbuda’, un libro de relatos, escrito por Rafael Ruiz Dávila, que he ilustrado. En la web de Suseya Ediciones lo tenéis disponible. De cara al futuro, tengo un proyecto enquistado desde hace años. Un álbum ilustrado que quiero sacar adelante. A estas alturas, más por la satisfacción personal de darle forma a algo en lo que llevo pensando unos 5 años que por otra cosa. En breve saldrá re-editado ‘Escape de 21-13’, libro de David Monedero cuya portada está en mi mesa de dibujo ahora mismo. Y alguna cosilla de la que no puedo hablar pero que estará disponible a principios del próximo año. Y esto último me hace una ilusión muy especial, ¡así que estad atentos a mis redes que iré diciendo todo cuando pueda!

El asfalto es blando ilustración

Samuel, El asfalto es blando sigue La cadena del Talento recomendado por el ilustrador Daniel Azconegui, y nos recomienda seguir con Lara Herrera, que es una auténtica fuera de serie.

Si te ha gustado el trabajo de ‘El asfalto es blando’ ya estás tardando en seguirlo en su cuenta de instagram, para darle mucho apoyo a todos los trabajos que hace, pues si personas que valoran el talento, los talentos no florecen.

Y hablando de talento, ¿Por qué no nos sigues en facebook? compartimos cositas muy interesantes, y también tenemos un canal de telegram en el que puedes compartir tu arte, ¡Ùnete!

Toni

Comparto el talento de los demás, no sé si por no tener el mío propio, no sé si por considerar que el talento es lo que menos se valora en la sociedad actual.