Manuel Gutiérrez y `El sudor de las horas´

Bienvenido a la cadena del talento.

¿Quién es Manuel Gutiérrez? ¿Desde cuándo escribe? ¿Cuándo decide compartir sus obras con el mundo?

Nací en Marzo del 72 en Zaragoza, donde sigo viviendo. Tengo una pequeña empresa en el gremio del metal, coy autónomo, con esto lo digo todo.

Casado y con dos hijos.

Escribo desde que aprendí. Siempre me recuerdo con un papel y un lápiz, bien dibujando o escribiendo, plasmando en dibujo todo lo que veía y grabando en letras cualquier historia que se me ocurría. Con ocho años me hacía libros con tapas de cartón e cajas de zapatos, contando historias de aventuras casi siempre con algún protagonista que se repetía en otros relatos.

Después me enamoré de la rima y llegó la poesía, me resultaba divertido jugar con las palabras.

Cuando murió Leopoldo María Panero, en 2014, algo se movió dentro de mí, no lo puedo explicar, pero junto con amigo que me empujó a publicar en esas fechas a publicar algo de lo que hasta entonces guardaba en cajones, me envalentoné y decidí publicar el primer poemario.

Has publicado 4 obras: `Poemas de color gris oscuro’, ‘Si llueve no me culpes´, `Las paredes del cielo´ y ‘El sudor de las horas´, pero sin embargo, es en esta última donde intentas ir más allá e intentas que el lector forme parte del libro… ¿es así? ¿Por qué?

Si, en el `Sudor de las horas´, intento desnudarme más y que el lector sea consciente y partícipe de ello, de esta manera hay menos recorrido entre autor y lector y llega antes y mejor lo que se expresa. También toco algo el tema social, aunque me suele aburrir bastante, pero hay que ser realista y esto llega siempre.

¿Qué destacarías de tus obras?

En mis obras hay una evolución clara, desde el inicio con rima y poemas sencillos, hasta los poemas que saldrán a la luz en el quinto libro, ya cocinándolo.

Ahora voy huyendo de la rima si es posible, la mayoría de los poemas son bastante surrealistas con un toque de cinismo. También me gustan mucho los micropoemas, son rápidos y sorprenden.

¿Qué es lo que quieres decirle al lector realmente? ¿Cuál es el mensaje?

Normalmente intento transmitir casi siempre algo pesimista, escribo mucho sobre la muerte, el suicidio, los desamores, algo muy típico en los poetas, pero es lo que realmente me sale de las tripas. No suelo retocar mucho lo escrito, creo que si no pierde la esencia y vestirlo con algo que no se ha querido poner antes no me suele funcionar. Tanto en la escritura, como en mi caso con la ropa.

Al final siempre hay un postgusto positivo, hay que buscarlo. Me gusta que el lector se quede algo pensativo.

¿Dónde podemos encontrar tus obras?

Se pueden adquirir en Amazon o en la web de Ushuaia Ediciones.

¿Algún consejo para quienes nos aventuramos en esto de escribir?

No me gusta aconsejar, simplemente que si gusta escribir es algo que no hay que perder, en mi caso es una necesidad, escribir o morir. Yo también busco consejos.

Y, finalmente, ¿quién es tu relevo para esta cadena de talentos?

Daniel Gómez, estamos juntos en un proyecto de hacer llegar la poesía a la España vaciada con recitales dinámicos.

Buen tío y buen poeta.

Muchas gracias por tu tiempo.