Laura Jiménez, ‘Yblaidd Art’

Una de nuestras cosas favoritas es conocer a gente con talento, normalmente, ese talento no nace de la nada, se forja con trabajo y, detrás de ese trabajo hay muchas historias. Historias como las de Laura Jiménez, que nos cuenta sus inicios en el mundo de la ilustración y nos hace una pequeña muestra de sus trabajos.

Yblaiid Art, sigue la cadena que dejase su compañera Ultrapervert, así que el mundo del color y la fantasía siguen muy presentes en esta sucesión de entrevistas.


¿Quién es Laura Jiménez?

Soy ilustradora y concept artist, empecé mis estudios en bellas artes en 2011, después de cambiar completamente de rumbo académico, ya que tiraba hacia las ciencias de la salud. Desde entonces he estado intentando abrirme paso en esta selva que es este mundillo. Siempre he sido de leer mucha fantasía épica y fan de las películas de ciencia ficción, y fantasía obviamente. Creo que gracias a mis interés inicial por las ciencias de la salud me ha hecho fijarme mucho en la anatomía reflejándose en mi trabajo, a parte de un amor profundo por la linea y tinta más que por el color, aunque ahora esté en una etapa donde estoy descubriendo mi estilo de color.

-En 2011 decidiste cambiar tu rumbo profesional hacia la ilustración ¿Qué te llevó a tomar esa decisión?¿Crees que hay personas a las que le gustaría hacerlo y no se atreven?

En 2011, bueno más bien  fue dos años antes, estaba en el bachillerato de ciencias de la salud, toda mi vida desde pequeña al preguntarme que quería ser de mayor, decía ¡bióloga marina! o veterinaria. Y me mantuve en esa dinámica durante toda mi vida escolar, he de decir que era muy estudiosa y me centraba muchísimo en esa meta (cuando me marco una meta voy a por ella como sea) 


Dibujar siempre se me dio muy bien, dibujaba mucho de pequeña, y plástica era de mis asignaturas favoritas, pero según iba pasando de curso, deje casi por completo de dibujar, ni me planteaba que pudiera llegar a dedicarme a eso, mirando atrás, en realidad no me paré a pensar que fuese una profesión como tal.


Se me abrió un mundo de posibilidades cuando revolviendo entre mis cosas encontré una revista de una academia de dibujo e ilustración que me dieron en «Aula» (una feria que enseña profesiones y universidades a los alumnos de cuarto de la ESO en IFEMA, Madrid) Al verla algo hizo «click» en mi cabeza. Estaba en segundo de bachillerato, con notazas, y a mitad de curso me negué a seguir, no podía, no me veía a mi misma en la universidad estudiando veterinaria, ni ninguna otra cosa.


Y aquí es donde respondo a la pregunta de si creo que hay gente que no se atreve a dar el cambio, para mi, dar la noticia en casa fue encontrarme de repente en una batalla con mis padres, que creo que no se me olvidará en la vida. Para ellos no era posible que siendo tan estudiosa y proclamando desde pequeña que quería ser veterinaria, de repente cambiase de idea y de forma tan drástica. Me obligaron a demostrarles que lo que quería hacer no era una pérdida de tiempo y echar por la borda todo mi futuro. Fué aun peor, cuando les dije que no solo no quería seguir sino, que por propia voluntad iba repetir curso. ¡Vergüenza! repetir, la palabra maldita para la mayoría de los padres. 


Durante ese periodo de asimilación se dijeron cosas duras, por lo menos para mi en aquel momento, no sentir el apoyo de tus padres ante el sueño que quieres seguir, el que eliges cuando eres consciente de lo que quieres hacer con tu vida, no lo que a un niño le parece una fantasía, es duro, mucho.


Por eso entiendo que ante la inseguridad que pueda haber al querer tomar una decisión que va a cambiar radicalmente tu vida, y con la negativa de las figuras de autoridad que son los padres, y más sabiendo, que son los que van a costear tu vida y estudios al empezar ese cambio, puede llevar a la gente a no afrontar ese cambio y seguir el camino que se les ha abierto para luego volar libres. Yo soy demasiado cabezota para eso y creo que fue lo mejor que hice.

-Una vez introducida en ‘esta selva’ ¿Qué crees que te hace única como artista?


Contestar a esta pregunta puede que sea lo más difícil, porque confieso que soy muy insegura en cuanto a mi trabajo. Yo diría que las claves de mi trabajo son la base anatómica, la predominancia de la línea y los detalles… Cada vez que me enfrento a un trabajo entro en un circulo vicioso de pasármelo genial metiendo detallitos, y luego odiándome cuando entre en fases más técnicas que creativas. También una cosa que me gusta de mi trabajo, es la ropa, teniendo una madre costurera, una forma de homenajear todas las veces que la he visto confeccionándome disfraces o ropa, dejar ver en mi trabajo ropa, que aunque sea de ficción, lo veas y puedas decir, me imagino la prenda como si fuese real. Y con las armaduras me pasa igual, gracias a mi padre y su gusto por la historia militar.

-Nos cuentas que estás experimentando ahora con el color ¿Qué tipo de técnicas estás experimentando? ¿Te gustaría probar otros formatos?


El color, mi archienemigo, como le llamo yo. Mi suerte con los profesores de pintura y color fue nula, lo cual me ha hecho odiarlo profundamente desde los inicios. Y una vez que me decidí a ponerme en serio con él, encontrar una técnica que se adaptase a mi estilo de linea, que no quería perder, y a mi forma de trabajar fue difícil, pero ya he conseguido congraciarme. Puede decirse que doy el color un poco como si trabajase con linea. Soy una artista que prácticamente la totalidad de su obra es en formato digital por lo que a la hora de probar técnicas, me estoy limitando más a probar pinceles.
Ahora estoy probando a volver a usar técnicas «tradicionales» o sobre soportes no digitales. Quiero trabajar con papeles kraft o de colores para jugar con el contraste de las tintas blancas. Puede que luego juegue con acuarelas. Por desgracia no cuento con mucho espacio, por no decir que es mínimo y no tengo donde guardar el material, de ahí que prácticamente solo trabaje en soporte digital.

-Tus ilustraciones tienen un componente humano y animal que se entremezcla, a veces más visible y otras menos ¿cómo se puede unir la anatomía humana y la animal?


Después de explicaros toda mi odisea para convertirme en artista, entenderéis que los animales siempre han tenido un tirón muy fuerte en mi. Al haber estudiado anatomía, entiendes los cuerpos como si fuese un puzle, tienes piezas que pueden encajar entre si y otras que no, me gusta jugar con ese concepto y crear nuevas ideas.
Mi previsión para 2020, aprovechando que estamos casi a final de año, es intentar llevar un Patreon y la tienda de Etsy. Y es posible que retome un proyecto que está aparcado en una carpeta desde hace años para hacer un cómic. Pero sobre todo quier probarme a mi misma lo que soy capaz de hacer, tengo muchas ideas para ilustraciones o series de trabajos que espero que os gusten.

-¿Dónde podemos encontrar tus trabajos?¿Tienes algún proyecto en la actualidad o alguna idea que llevar en el futuro?


Podéis encontrar todos mis trabajos tanto en Instagram, buscándome como @Yblaiddart o en Artstation a través de este enlace https://www.artstation.com/yblaidd

-Te toca seguir La Cadena del Talento:

Voy a proponer a una persona maravillosa, que además tiene muchísimo que aportar ante la concepción que tenemos del arte con las nuevas redes sociales y el uso que hacemos del contenido artístico en Internet. Todos sabemos que se estila mucho el » si lo encuentro en google es mio» su trabajo es maravilloso, mi recomendación es para Alba Pilar.


¿Te ha gustado esta fantástica entrevista?

¡Pues no dudes en seguir a Laura en su instagram!

También puedes seguir La Cadena del Talento y enterarte de muchas cosas interesantes.

Toni

Comparto el talento de los demás, no sé si por no tener el mío propio, no sé si por considerar que el talento es lo que menos se valora en la sociedad actual.