Juapi Coffee Artist, por la vista y el olfato

Ya nos lo dijo Lorena Azpiri cuando inició esta cadena, si quieres algo diferente y original tienes que conocer a Juapi. Por supuesto nos pusimos en contacto con él, y aunque lo pillamos en un momento con muchísimo trabajo no ha dudado en responder a nuestras preguntas y en explicarnos todo sobre su proceso de trabajo. Todo un lujo con aroma a café…

Juapi Coffee Art
Juapi Coffee Art

-Me gustaría que te presentases un poco, para la gente que vea tu trabajo por primera vez ¿Quién es Juapi?

Hola, qué tal. Mi nombre artístico es Juapi Coffee Artist ( Juan Antonio es el real ), y soy un ilustrador madrileño especializado en el arte con café. Llevo algo más de 3 años trabajando con este material, aunque son más de 20 los que llevo dibujando. Mis ilustraciones se caracterizan por tener un tono ocre, sepia, algo siniestro, con un estilo muy personal y por ir enfocadas en su mayoría a la cultura Pop. Otra cosa que las hace diferentes, es que son las únicas que desprenden un olor agradable al sacarlas de la funda de protección. Mis obras se disfrutan tanto por la vista como por el olfato.

-¿Cómo nació la idea de ilustrar con café y cómo es el proceso de trabajo con ese material?

No es algo que haya buscado adrede. A finales del 2015 sufrí un accidente en el que me fracturé la clavícula derecha. Fueron 6 duros meses de baja en los cuales aproveché para darle un giro a mi carrera como dibujante. Con tanto tiempo libre decidí probar con otras técnicas. No hizo falta hacer muchas pruebas, en cuanto descubrí lo que podía crear con el café, la convertí en la técnica principal con la que trabajaría desde entonces. Al principio la mezcla que hacía para pintar las ilustraciones no era la mejor, pero a medida que ha pasado el tiempo, he ido mejorando esa mezcla y ahora mis obras tienen mucho más detalle y lógicamente son más impresionantes.
Para mí, trabajar con esta técnica me da seguridad, tanto a la hora de pintar, como a la hora de entregar la obra al cliente. Me consta que se quedará contento con el arte final, y esa es la mejor sensación que puedes tener.
Siempre empiezo encajando a lápiz en un folio lo que posteriormente voy a pintar con café. Una vez lo tengo bien dibujado, lo calco con una mesa de luz en una cartulina gruesa con un lápiz duro. De esta manera consigo una línea muy limpia y sin posibilidad de que me ensucie el resto de la cartulina. Cuanto más limpio esté el papel, mejor quedará al terminarlo. Finalmente, y con varias fotos de referencia para utilizar las luces y las sombras, empiezo a aplicar capas de café de más claro a más oscuro, como si estuviese pintando con acuarela. El último paso es el toque maestro, lo que hace que la ilustración quede terminada y pueda firmarla: las salpicaduras.

-¿Qué piensas que siente la gente al ver ese tipo de trabajos?

Yo creo que se sorprenden al verlas porque son completamente diferentes a lo que se suele ver. La mayoría es a color o en blanco y negro, y últimamente casi todo se hace de manera digital. Lo mío es puro tradicional hecho con pincel, es monocromático en un tono sepia parecido a una foto antigua, cosa que llama mucho la atención. En todos los eventos a los que asisto, veo muchas caras nuevas, las veo mirar los dibujos y frotarse los ojos porque no se creen que estén pintados con café. Después les acerco el que estoy haciendo en ese momento y al olerlo les cambia la expresión. Alucinan. La muestra de que les gusta es que aún puedo seguir viajando y mostrando mi obra y cada vez con más éxito.

Lo mío es puro tradicional hecho con pincel, es monocromático en un tono sepia parecido a una foto antigua, cosa que llama mucho la atención.

Juapi Coffee Art

-Acabas de hacer un crowfunding que ha sido un éxito ¿cómo te sientes al conseguir realizar una tarea tan difícil?

La verdad es que lo que ha pasado en el crowdfunding no lo esperaba en absoluto. Alcanzar la cifra de 21.300€, un 240% más de lo que necesitaba para poder realizar el libro ha sido toda una sorpresa. Creo que parte del éxito ha sido que durante varios años he estado moviéndome por eventos mostrando mi trabajo, haciendo clientes y amigos, y eso se notó el día del lanzamiento de la campaña, ya que en 36 horas habíamos llegado al 100% de financiación. Estoy seguro de que la clave para conseguir un buen crowdfunding es realizar una exhaustiva precampaña. Pero a este éxito hay que añadir la cantidad de trabajo extra que ha entrado y con el que no contaba. Son más de 350 contribuidores con sus peticiones independientes, correcciones, peticiones extra, y demás asuntos que debo intentar tener en cuenta. Y digo intentar porque me es imposible a veces tenerlo todo bajo control. Es un esfuerzo titánico, mucho más duro del que la gente se cree. La mayoría piensa que el dinero que has recibido en la campaña es para ti, no todo, sino que algo arrastras para casa. Pero no tienen en cuenta el coste de los libros, que se incrementa al añadir cualquier mejora. Y el mío tiene 70 páginas extra y tapa dura. Tampoco cuentan con el coste de los extras; las láminas de regalo, las camisetas, los sobres de cartón rígido para enviarlo todo, el enorme coste que supone enviar todos los paquetes, el pago de los traductores, maquetadores, impuestos y comisiones, etc… Toda la recaudación tiene que dar para cubrir todos esos gastos. Y luego está la parte humana, la que llevo a la espalda y que me agota irremediablemente. Todos los libros que salen de casa van con una dedicatoria ilustrada, o sea que todos los tengo que dibujar a mano, uno a uno, y en algunos casos, dos dibujos en cada libro. Eso sin contar con los encargos a café en cartulina a parte que también salieron a través de la campaña. Son más de 500 dibujos, y no hay nadie más que yo para hacer eso. No puedo subcontratar ni delegar trabajo a nadie. Excepto el empaquetado de sobres y la preparación de los envíos, que los realizamos entre mi chica y yo. Pero lo hago con gusto y con ganas, ya que gracias a ellos ha salido todo bien y el proyecto sigue adelante. No les puedo estar más agradecido y pese a todas estas circunstancias, yo seguiré al pie del cañón hasta que todos y cada uno de los contribuidores obtengan su libro y sus extras.

Son más de 350 contribuidores con sus peticiones independientes, correcciones, peticiones extra, y demás asuntos que debo intentar tener en cuenta. Y digo intentar porque me es imposible a veces tenerlo todo bajo control. Es un esfuerzo titánico, mucho más duro del que la gente se cree.

-¿Tienes ya algún otro proyecto en mente?

La verdad es que sí. Tengo varios frentes abiertos aunque no te puedo dar mucha información al respecto. Cuando termine todo el trabajo del crowdfunding, seguiré aumentado mi catálogo con algunas piezas que me faltan y que me llevan rondando en la mente desde hace tiempo. Por ejemplo me falta hacer homenajes a Regreso al futuro, El señor de los anillos, Doctor Who, Piratas del Caribe, y muchos más. También tengo dos proyectos editoriales para el año que viene, que tendré que ir alternando por las fechas de entrega. Uno es una serie de ilustraciones de portada para la secuela de una de las últimas obras en las que he trabajado. No puedo aclarar más sobre este proyecto si no quiero sufrir las consecuencias. El otro es un proyecto personal que voy a realizar junto a un historiador, que además es escritor y va a guionizar mi siguiente publicación. Solo puedo decir que será en forma de cómic y que tendrá mi sello de identidad. Aún no sabemos si se publicará con editorial, ya que está apalabrado con una importante, o lo realizaremos por crowdfunding aprovechando el éxito del anterior puesto que me avala automáticamente. Ya veremos cómo vienen las cosas.

-Por último tienes que Seguir La Cadena del Talento que inició Lorena Azpiri

Desde luego, cuando me preguntaste si quería continuar la cadena ya tenía en mente quien te iba a recomendar. Es mi compañero de viaje, vecino y amigo de la niñez, y enorme artista especializado en acuarela. Su nombre es Daniel Azconegui y es un maestro con el color al agua. Atentos a sus trabajos porque son impresionantes.

Juapi Coffee Art

Para los que dicen que sin un café no son persona, este es el artista con el que deben despertar cada mañana.

Si te ha gustado, puedes seguirlo en sus redes sociales: Facebook e Instagram. También puedes visitar su web personal y hacerte con uno de sus originales, la mejor forma de descubrir lo que hemos contado.

Si quieres conocer más talentos como este ¡síguenos en Facebook!

Toni

Comparto el talento de los demás, no sé si por no tener el mío propio, no sé si por considerar que el talento es lo que menos se valora en la sociedad actual.