Jackson Bellami: `Querido asesino´y `Michael merecía morir´

Bienvenido a La cadena del talento, me encantaría empezar esta entrevista con la gran pregunta… ¿Quién es Jackson Bellami?, pero no sería justo, de modo que, vamos a empezar de otra forma: ¿novela negra juvenil y única? ¿En qué se ha inspirado Jackson Bellami?

Antes que nada, me gustaría agradecer a La Cadena Del Talento su labor por dar a conocer a los que me consta no somos nadie para ciertos lectores. No tiene precio lo que hacéis.

Puedo responder a la primera pregunta, pero solo con evasivas. Aún así, diré que Jackson Bellami es y será alguien que lucha por el reconocimiento de autores/as que viven a la sombra de Bestsellers y novelistas de sobra conocidos.

Sobre la inspiración… Podría saltar con ser original o algo así, aunque todos sabemos que ya no queda nada sobre lo que no se haya escrito. Lo único que podemos hacer es contar las historias de una manera… diferente. Cuando decidí escribir sobre novela negra de tipo juvenil-adulto, pensé en la manera de sorprender, de no caer en los clichés si no era para burlarme de ellos. Consiguiendo algo así, solo tendría que introducir uno de esos giros en el argumento que deja al lector colgando de un precipicio. Y lo tuve, llegué a ello. Sin embargo, lo más difícil de toda esta creación es que lo que dejas en las páginas tenga sentido. El mensaje que trato de lanzar al mundo con las historias es de extrema necesidad. Y si solo un puñado de lectores consiguen pensar en el verdadero significado de la novela, puedo darme más que por satisfecho.

`Querido asesino´, un libro en forma de carta, escrito por el protagonista y remite el propio asesino… ¿Cómo surge toda esta trama?

Querido Asesino nació con una pérdida, como ocurre en la novela. En ella quise reflejar en la ciudad de Sweetlake, cómo había cambiado mi vida con la perdida de mi padre. De repente, un lugar perfecto, pasa a convertirse en un infierno. La negación a la realidad, ese sentimiento de estar viviendo una pesadilla, es esa sombra que persigue a Jason durante sus cartas. Una vez afronta la vida tal y como viene, es decisión de él mismo hacer algo con el tiempo que le queda antes de ser asesinado por nuestro desconocido antagonista.

Así comenzó todo, con una muerte.

Luego llega `Michael merecía morir´: misterios, sospechas, investigaciones policiales… y con un recurso narrativo muy “Bellami”: flashback/presente/flashforward en vídeo, de una forma elegantemente equilibrada, ¿es, quizás, tu marca?

Si tuviera que definirme por algo, creo que sería por el hecho de que en todas mis novelas el personaje principal está muerto o acaba muriendo en las primeras páginas. Fue lo que prendió la llama de la creatividad o inspiración, y me gusta pensar que siempre seguiré comenzando así mis historias.

El recurso de viajar al pasado, volver al presente y utilizar algún tipo de medio para añadir además otra línea temporal surgió con la necesidad. Cuando cuento una historia, me gusta que el lector conozca todo lo que encierra al personaje principal, ya sea su pasado, su presente o lo que podría haber sido su vida de no acabar muerto. Es la única manera de introducirte en su piel, de reír con él, de llorar su despedida o de comprender por qué hace lo que hace. Y para expresar todo eso hay que sentarse delante del ordenador, zambullirte en los problemas y emocionarte para que todo el mundo sienta como tú las palabras de Jason o Michael.

No hay trucos en esto, solo mucho trabajo y sentimientos.

Entre mucho de lo que he leído sobre `Michael merecía morir´, he rescatado un mensaje muy claro: la superación de problemas, la lucha por ideales, de segundas oportunidades… ¿qué puedes decirme al respecto?

Pues podría decirte que una historia no es solo la trama que lleva a los personajes a través de las páginas. Si de verdad quieres que los lectores recuerden y disfruten tu novela, debes hacer que los hechos no solo tengan sentido para el personaje que lo sufre, sino también para quien es testigo de su vida.

Los libros pueden ayudarnos, además de hacernos soñar. Hay quienes me han escrito para contarme su historia, sobre como se han metido en la piel de Michael al recordar ese momento en que tuvieron que afrontar su misma disyuntiva, sus dudas sobre sí mismos, y te dan las gracias por escribir una historia tan dura y necesaria. En esos instantes, cada segundo invertido delante del ordenador cobra un sentido maravilloso.

Ayudar a los demás a través de mis novelas podría ser mi sentido en la vida. Y me emociono al pensar que he llegado a lograrlo alguna que otra vez.

¿Dónde podemos encontrar tus obras?, ¿Para cuándo la próxima? Y, ¿a través de qué redes podemos seguirte?

Mis obras están en librerías, aunque creo que en algunas deben solicitar previamente el libro, en la web de Ediciones Labnar, con envío gratuito y mucho cariño, y en todas las plataformas de venta online como Amazon, Casa del Libro, Agapea… Además en formato físico y electrónico.

Pues mi próxima novela, Atentamente, tu asesina, llegará a finales de noviembre de este año, y espero que guste tanto como las anteriores.

En redes no pueden encontrarme, pero sigo de cerca todo lo que se dice sobre mis novelas (guiño). Pueden ponerse en contacto conmigo en jacksonbellami@edicioneslabnar.com.

¿A quién te gustaría ceder el testigo para que esté con nosotros en esta Cadena de Talentos?

Pues, hay un autor nacional que escogió una de mis novelas para hablar de ella en la Televisión de Marbella, y me encantaría conocerle mejor. Se trata de Samuel Estepa, autor de El otro lado. Seguro que tiene mucho que contarnos.

Y, esto tengo que intentarlo, ¿qué esconde Jackson Bellami?

Jackson Bellami esconde un sueño. Desgraciadamente, el mundo del libro es de los sectores más difíciles a la hora de triunfar o ser conocido, como todas las artes. No pido que por escribir novelas merezca un reconocimiento ni mucho menos. Ni siquiera pido que me conozcan por el nombre. Solo deben conocerme por mis obras. Porque, como siempre digo, un nombre no es nada si no tiene algo digno que contar. Y este lema no es por mí, sino por todos mis compañeros/as de fatigas, pues si nos dieran la oportunidad de ser leídos, apuesto a que muchos lectores se sorprenderían de lo que tenemos que contarles.

Respecto a mi identidad, no soy más que alguien que confía en aquellos que a la hora de escoger lectura leen la sinopsis del libro y no quien lo firma.

Y para despedirme, en honor a nuestro querido Michael Foley, os digo: Sed buenos o mi ira caerá sobre vosotros XD

¡Muchas gracias!

¡Muchas gracias a ti!