Borja González, ‘The Black Holes’

Hoy en La cadena del talento hemos tenido la suerte de entrevistar a Borja González, autor de obras como The Black Holes (Reservoir Books).

Resultado de imagen de the black holes comic
Gloria, Laura y Cristina quieren montar una banda de aires punk llamada The Black Holes. Tienen todo lo que se precisa: actitud, presencia, instinto… y una debilísima formación musical. Apenas empiezan con los ensayos, un aura extraña invade su día a día: la reminiscencia de algo que ocurrió 160 años atrás y persigue a una de ellas.

-Lo primero que nos gustaría saber quién es Borja González, ¿Cómo se ha adentrado en el mundo del cómic?

A mi padre le gustan mucho los cómics, así que mi casa estaba llena de ellos. Por otra parte, a mi siempre me gustó dibujar y contar historias, y a los 15 o 16 años ya estaba haciendo mis primeros fanzines. No he dejado de hacerlos desde entonces.

Luego vino un salto importante al conocer a Mayte Alvarado. Montamos un pequeño sello editorial, El Verano del Cohete, junto a Rui Díaz, donde aprendimos muchas cosas sobre diseño editorial, distribución, etc. Es en El Verano del Cohete donde autoeditamos nuestros primeros libros, así que le debemos mucho.

Resultado de imagen de el verano del cohete

-Para los que te descubren hoy, ¿Cuál de tus obras crees que sería la más adecuada para hacerlo?

Bueno, es difícil acceder a mi trabajo anterior. Casi todo son fanzines de escasa tirada y de La Reina Orquídea (editada por El Verano del Cohete) no quedan ejemplares desde el año pasado, creo. The Black Holes es mi último trabajo, se puede conseguir sin problemas y además es el cómic donde logré centrar mi estilo y sentirme cómodo por primera vez. Además, creo que todo lo que intento hacer en mi trabajo está bien resumido en esa historia.

Resultado de imagen de la reina orquidea
La Reina Orquídea

-¿Qué crees que tiene el cómic para contar una historia que no tienen los demás medios? ¿Crees que el cómic actualmente goza de más prestigio?

No soy ningún teórico del cómic, la verdad. No pienso demasiado en lo que aporta o no, o las diferencias con otros medios. Pero siempre se dice que el cómic es lo que ocurre entre una viñeta y otra, y en mi caso es exactamente eso lo que me interesa. No es tanto ocultar información entre viñeta y viñeta como dejar espacio al lector para que pueda sentirla, interiorizarla y hacerla suya. A pesar de ser un medio claramente visual, el cómic tiene la capacidad de sugerir más que mostrar, y eso es sin duda lo que me atrae de él.

En cuanto al prestigio del cómic en la actualidad, no sabría decirte con seguridad si es mayor que en los ochenta, por ejemplo. Pero el dato importante aquí es el tipo de cómic que se está leyendo ahora. Se edita de todo y se lee de todo, así que la visión que se tiene del mismo es mucho más amplia y real. Eso es bueno, sin duda. Pero ahora toca esforzarse para que esos cómics calen en el lector, o de lo contrario será imposible mantener el ritmo.

-The Black Holes es una obra que da para varias lecturas porque es muy rica en significados y metáforas. ¿Cómo logras crear una obra así de compleja?

Yo no creo que sea especialmente compleja. ¡Espero que no lo sea! Desde luego, no me esfuerzo en ello. Lo que ocurre es que no me gusta centrarme en un único tema, ni crear historias sólidas llenas de giros argumentales. Dedico mucho tiempo a la creación de atmósferas concretas que sobrevuelan una línea argumental muy sencilla, donde los personajes se hacen una serie de preguntas que no necesariamente tienen respuesta. Es mi manera de acercar al lector a ciertos sentimientos y que conecte con ellos. Así que no hay un gran misterio, ni una serie de piezas que debas encajar, ni grandes respuestas a grandes preguntas. Dios me libre de ello. Además, para qué negarlo, no creo que fuera capaz de hacerlo bien.

Imagen relacionada

Dedico mucho tiempo a la creación de atmósferas concretas que sobrevuelan una línea argumental muy sencilla, donde los personajes se hacen una serie de preguntas que no necesariamente tienen respuesta.

-Dentro del cómic podemos clasificar a los personajes en dos categorías: las que encuentran referencias en el pasado y la que mira al futuro. ¿Con cuáles te sientes más identificado?

¡Con las dos, sin duda! Comparto los miedos e inseguridades de cada una de ellas.

-¿Por qué The black holes (título)?

Estaba viendo Cosmos (la nueva) y pensé que era un gran nombre para el cómic y para el grupo de música. Me hizo gracia, aunque no hay ningún agujero negro como tal en el cómic.


-Tu forma de narrar no es la típica de planteamiento, nudo y desenlace, sino que es cíclica, y además no contiene acción, sino que más bien nos sugiere sensaciones, sentimientos… ¿es difícil salirse de la norma a la hora de narrar? ¿Por qué elegiste contar la historia de esta manera?  

Bueno, como decía antes, para mi lo difícil sería seguir la norma. No escribo un guión y lo dejo bien cerrado y atado antes de dibujar. En ocasiones empiezo a dibujar con el único apoyo de un diálogo y desde ahí, decido qué camino seguir. Intento fiarme de mi instinto, y creo que es bueno perderle el miedo a tus propias ideas, aunque no estés muy seguro de ellas. Por ejemplo, puedo escribir y dibujar una escena donde se plantean una serie de ideas que yo mismo no tengo muy claras. Pero me fío de esas ideas y, más adelante, puedo jugar con ellas y encontrarles un significado o no. Pero en cualquier caso, parte del trabajo es ordenar toda esa locura y reconducirla para que sea legible, claro. Y esa parte también es divertida.

Por otra parte, que la historia sea cíclica me ayuda a mantener la idea que comentaba antes sobre «grandes respuestas a grandes preguntas». Trato de empujar al lector a regresar a la primera página, y puede que esto le aclare algunas dudas, pero las preguntas siguen ahí.

Imagen relacionada

– ¿Cómo logras transmitir tanto sin usar expresiones faciales y trasladándolo todo a los movimientos corporales? 

Trabajé mucho en esto, sí. Intenté crear un decorado, sin mucho movimiento en las viñetas, para enfatizar los gestos de las chicas. Además de eso, me preocupo mucho por colocar las figuras en sitios concretos de ese decorado. La composición tiene mucho peso a la hora de transmitir los sentimientos de los personajes.

Resultado de imagen de the black holes borja gonzalez francia

-¿En qué momento de tu carrera te encuentras?¿Tienes muchos proyectos pendientes?

Pues ahora mismo me encuentro en un gran momento, la verdad. The Black Holes está funcionando muy bien. Se publicó en Francia, en enero, y pronto lo hará en USA, Italia, Alemania y Polonia, así que ahora puedo quitarme algo de presión para el siguiente cómic, que espero terminar en algún momento de 2020. Será una historia sobre brujas, demonios, fantasmas y otakus.


– Has recogido el testigo de Marina Vidal, y te toca seguir La Cadena del talento ¿con quién podríamos contactar?

Pues le paso el testigo a dos personas: Rui Díaz y Chloé Bird. Ambos forman Pájaro Imposible, su nuevo proyecto musical. Me parece un proyecto interesante que puede dar una buena entrevista: Rui es, además de músico (Rui Díaz y La Banda Imposible), escritor (reciente ganador del premio Felipe Trigo) y guionista. Chloé tiene una larga trayectoria en el mundo de la música y varios discos.

¡Y esto es todo! Esperamos que os haya picado la curiosidad por leer la obra de Borja. Os dejamos una reseña por aquí.

2 comentarios sobre “Borja González, ‘The Black Holes’

  • el 11 agosto, 2019 a las 0:20
    Permalink

    ¡Qué suerte haber podido entrevistarle!

    Respuesta
    • el 27 agosto, 2019 a las 9:37
      Permalink

      sí! Estamos muy contentos con la entrevista.

      Gracias por tu comentario!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *