Carlos Gaspar Delgado y `Vacaciones en Praga´

Carlos Delgado, autor de `Cuentos cuánticos: La vida y obra de Pedrote´, `La huella del inocente´, `El cazador menguante´ y, ahora `Vacaciones en Praga´

Carlos es ya un amigo de La cadena del talento, le entrevistamos en su día y  nos contó cosas sobre él. Como que le gustaba el misterio y sobre todo el humor, por ello, hoy no le vamos a pedir que nos cuente quién es ni qué le inspira a la hora de escribir, si no que nos vamos a meter de lleno en su última novela `Vacaciones en Praga´.

Una novela que no va a dejar a nadie indiferente, ¿veremos en esta obra esa mezcla de humor sarcástico y de misterio que tanto te gusta?

Solo desde la primera página hasta la última.

El protagonista se va de viaje con su mujer y, como podemos leer en la sinopsis, que no hago spoiler, vuelve viudo… ¿Hasta dónde puedes contarnos sobre ese misterio?

Pues vamos allá:

“Manolo y Marián, su mujer, viajan a Praga para pasar unas breves vacaciones. Lo hacen en compañía de Elena, la mejor amiga de Marián, y al mismo tiempo, amante oculta de Manolo. También viaja con ellos el novio “oficial” de Elena, un bombero adicto al alcohol y al póker virtual. En su primera noche praguense, Manolo recibe una inesperada noticia que le obliga a regresar de inmediato a España. Sin embargo, tiene que volver al día siguiente también de un modo imprevisto y precipitado: Durante su ausencia un terrible crimen ha ocurrido en el hotel donde se hospeda.

  En Praga, el inspector checo, Poznatky, que habla un español “de puta madre”, pero con acento gangoso, y un juez de instrucción eslovaco, llamado Nemec, que es un anciano con voz de niña, serán los que lleven a cabo las primeras pesquisas. En esos momentos todas las sospechas recaen sobre uno de ellos.

  Unos días, después, ya en Sevilla, un tímido becario (“el poli de guardería”) y una borde oficial de policía de origen afroasiático (“La Jenny”), continuarán con la investigación dándole un giro imprevisto a la historia. Las sospechas van cambiando de lugar de forma paulatina e inesperada”

Y hasta aquí podemos leer…

Se trata de una novela policiaca (con sus crímenes, robos, chantajes, policías, jueces, abogados, cárceles… en fin con todos sus aliños), pero al mismo tiempo es una comedia de enredo. Una batalla entre el humor y el misterio en la que su autor se ha decantado por el humor desde el principio. Eso sí, respetando siempre a su adversario.

La mayoría de momentos cómicos pasan por la mente del narrador protagonista, de Manolo, que padece o disfruta (según se mire) de una imaginación delirante y deforma todo lo que sucede a su alrededor. Cada personaje se acaba convirtiendo en una caricatura de sí mismo en cuanto cruza el umbral de su mente.

Manolo en realidad es un desastre. Es un VAGO con letras mayúsculas. Es materialista, racista, machista, alcohólico, cínico y a pesar de todo…se le acaba cogiendo cariño porque es infantil y divertido. Porque parece que todas las cosas que hace o piensa las hace o piensa sin maldad. No importa si son cosas terribles. 

Es un libro que ha visto la luz en medio de una pandemia mundial… lo cual no ha puesto las cosas fáciles a la hora de sacarlo, pero aun así, lo has hecho…  ¿Cómo llevas esto?

Pues como en el resto de asuntos en esta situación que nos ha tocado vivir. Lo mejor que puedo. Cuando un libro sale a la luz, el autor está deseando oírlo en boca de todos. Conocer qué impacto ha tenido en cada lector y cómo se ha sentido durante el rato que ha pasado leyéndolo. De esto nos nutrimos los escritores. Necesitamos ese combustible para seguir funcionando. Por desgracia, no ha se ha podido hacer una presentación física con reparto y firma de libros y este tema se ha complicado. Todo está siendo virtual y los libros digitales no acaban de encontrar acomodo en los hábitos de nuestros lectores. Pero como digo, tanto mi editorial como yo, lo llevamos lo mejor que podemos y hemos disfrutado con directos en las redes sociales. Hice la presentación del libro a través de Instagram de la mano de Susana Quirós, que es la encargada de eventos de la editorial y hace que las cosas resulten más sencillas (Sobre todo para los que somos tímidos). Entre eso y mis bobadas creo que la cosa no salió mal del todo. Al menos yo me divertí mucho.

Llevas a tus espaldas una buena lista de publicaciones, ¿Qué consejo darías a quién se lanza al vacío con su primer libro?

Que tenga muy claro qué historia es la que quiere contar y qué tipo de sensación quiere transmitir al lector. Hay que ponerle mucha pasión (eso no hace falta decirlo, no hay otro modo de escribir), pero sobre todo mucho, mucho, pero que mucho trabajo para que cada palabra, cada página, acabe ocupando el lugar que le corresponde. En primer lugar, un libro se tiene que entender, después tiene que entretener y finalmente emocionar. Me temo que muchos escritores se saltan los dos primeros pasos pensando que esto es coser y cantar y acaban perdidos en tierra de nadie.

Una vez el libro está bien cocinado empieza lo que debería ser la mejor parte, pero muchas veces se acaba convirtiendo de un pozo de amargura. Es necesario tener mucha, mucha, pero que mucha paciencia cuando el autor abre al fin las manos y quiere echar a volar su libro. El mercado literario es complicado y caprichoso. Hay poco hueco para autores noveles y las modas cambian muy deprisa. Para evitar un sinfín de frustraciones, antes de enviarlo a una editorial, deben analizar bien si su libro entra en catálogo, y sobre todo si en ese momento aceptan manuscritos. También es muy importante que la palabra NO sea demasiado pequeña frente al deseo por escribir, frente a la pasión por la literatura. Hay que ser perseverante, que al final todo llega, pero merece la pena la espera porque cuando llega es… algo así como si de repente saliera Fernando Simón en la tele y nos dijera que esto se acabó, que todo el mundo a la calle. No se me ocurre mejor metáfora ahora mismo.  

Recuérdanos dónde podemos encontrar tus libros y, sobre todo, este último `Vacaciones en Praga´.

Como he dicho antes, a causa de la pandemia el libro físico no está en librerías, pero se puede solicitar a través de la página de mi editorial, que por cierto es una “monería” de editorial, no puedo estar más contento con ellos:

Puedes pagar por tarjeta o transferencia y en pocos días te lo envían directo a casa, desinfectado y sin ningún gasto adicional.

Y en digital, pues por las principales plataformas de internet: Amazon, Casa del libro, Fnac etc.

Pongo el enlace de Amazon. No puede estar más barato. Por cierto, que se agradecen mucho las reseñas, tanto las que son buenas como que son muy buenas:

¿En qué redes podemos seguirte a ti? En su día nos lo dijiste, pero, si no te importa, repítenoslo para no perdernos tus novedades… porque, casi seguro, que ya estás preparando algo nuevo, ¿es así?

Estoy en Facebook, que es donde más me divierto, pero también en twitter y en Instagram. No me suelo ocultar tras el visillo mediático de modo que para encontrarme basta teclear mi nombre completo (No creo que haya otro Carlos “Gaspar” Delgado Morales)

Y si te soy sincero no estoy preparando nada nuevo. He publicado dos libros en menos de un año y ahora toca dejar reposar la mente. He decidido parar durante una buena temporada, salvo que la escurridiza inspiración me pille por sorpresa, claro está. A ella nunca se le puede decir que no, pero de momento está pasando mucho de mí. Creo que está enfadada.

Para finalizar… ya sabes, ¿a quién le pasas el relevo en esta cadena de talentos?

Mi relevo es para Jesús Pérez Naranjo

No quiero despedirme sin darte las gracias, Helga, por esta labor que haces. Por ayudarnos a promocionar nuestras obras, especialmente en estos tiempos tan “pandémicos”.

Y por último quería darte la enhorabuena por tu último libro, ojalá funcione tan bien como deseas y mereces.

Primero, gracias a ti por tu tiempo, como tú bien dices… en estos «tiempos tan pandémicos».

Y… ¡Mil gracias por tus buenos deseos hacia mi libro! Te digo exactamente lo mismo, que funcione todo lo bien que mereces, que es mucho.