Carlos Delgado, ‘El cazador menguante’

Esta semana nos visita en La cadena del talento, Carlos Delgado.

¿Qué escribe Carlos Delgado? ¿Cuál es tu marca personal?

Me gusta el misterio y sobre todo el humor. En mi primera incursión en librerías, “Cuentos Cuánticos”, busqué situaciones cómicas rebosantes de humor absurdo y surrealista. Las dos siguientes pertenecen al género del misterio, si bien procuré pincelar la trama con tonos humorísticos en la medida en que la historia me lo iba permitiendo. Hay que tener cuidado con esto porque no se puede alterar el pacto de ficción que debe establecerse entre el lector y el autor. Si estás escribiendo sobre algo serio no puedes tomártelo a risa. Lo que suelo hacer es valerme de algún personaje atípico, que enfrente la vida de un modo distinto, más optimista. En la vida real hay mucha gente así, de hecho, para desarrollar estos personajes trato de inspirarme en personas “de carne y hueso”.      

`El cazador menguante´ es un Thriller policíaco que transcurre en un lugar perdido en la serranía que une Huelva con Sevilla, ¿qué te lleva a escribir esta novela?

Esta es mi novela más elaborada. Quería escribir una historia del mismo género y con una ambientación similar a la anterior, “La huella del inocente”, pero recorriendo un guion más meditado, dedicando más tiempo a planificar su desarrollo. Con más traza de Agatha Christie que de Stephen King.

Existe una hermosa aldea en la sierra de Huelva con apenas una docena de vecinos, en su mayoría procedentes de las ciudades más cercanas. Con los pocos lugareños conviven científicos, bohemios y artistas. Se me ocurrió plantar un buen misterio con el que perturbar la serenidad de ese pequeño rincón y hacer sospechar al lector de todos los personajes. Conozco el pueblo a través de unos amigos que tienen allí una casa y suelen contarme anécdotas del lugar. Y así nació “El cazador Menguante”, de una conversación entre amigos.

Al ser una novela menos espontánea y visceral que su predecesora sabía que corría el riesgo de que se perdiera emoción por el camino, pero al final creo que logré mi objetivo de mantener viva la llama de la intriga durante todo el texto y estoy muy satisfecho con el resultado.

Por lo que hemos podido ver, tus novelas son bastante adictivas, además, así las describen en algunas reseñas, te dejan con ganas de más… Y esta no podía ser menos, ¿qué nos puedes decir al respecto?

Intento que los libros que escribo se parezcan a los que leo. No es nada fácil, desde luego, pero siempre me pongo en la piel del lector. Y el lector quiere sorpresas, quiere reírse, quiere pasar miedo…Esto solo se puede conseguir con una trama serpenteante, pero muy elaborada. Una trama conducida por personajes que resulten creíbles, pero también misteriosos. En definitiva “currando” mucho en la historia y en sus protagonistas. 

¿Serías capaz de darles a nuestros lectores dos motivos por los que deberían leer ´El cazador Menguante´?

Es un libro escrito desde el trabajo y la humildad, sin otra pretensión que la de distraer al lector durante unas horas y que se olvide de los problemas “reales” durante ese tiempo. La historia está repleta de misterios, de giros inesperados y además tiene buenos personajes con momentos de humor que distienden la trama para que no parezca tan “nerviosa” a los ojos del lector.

¿Dónde podemos encontrar tus libros? Y ¿cómo podemos seguirte en las redes?

Se puede adquirir en la mayoría de librerías. En algunas lo tienen en stock y en otras se puede encargar. Además de ello están al alcance de un clic en todas las plataformas de internet. Aunque recomiendo comprar el libro desde la página de la editorial (sin gastos de envío):

Y seguirme en las redes es fácil. Estoy en Facebook y en Twitter

Mis perfiles son básicamente humorísticos, pero también hablo de mis libros como es lógico.

¿Ya has pensado en tu próximo proyecto?

Sí. Como dije al principio, en mi proceso creativo manejo dos centros de rotación: El misterio y el humor. Actualmente estoy dándole los últimos retoques a una novela policíaca protagonizada por un personaje desquiciado. Diría que es más una novela de humor que de misterio. Salvando las distancias tiene influencias de dos de mis autores favoritos: Mendoza y Bukowski.

Y, para finalizar, recomiéndanos a alguien que siga con esta cadena de talentos.

Pues tengo claro a quien recomendar. Siguiendo por la senda del misterio yo le pasaría el testigo a una gran autor cuya identidad es un enigma: Jackson Bellami

Escribe en la misma editorial que yo, Ediciones Labnar, pero no he conseguido que me desvelen nada de él. A ver si vosotros tenéis más suerte. Jackson escribe novela negra juvenil. Y escribe muy, pero que muy bien.