Antonio Torres y sus obras

Bienvenido a La cadena del talento Antonio.

Muchas gracias. ¡Bien hallada, Helga! Es un placer para mí compartir espacio en La Cadena del Talento.

Antonio Torres cuenta con una trayectoria literaria con once títulos de diferentes géneros y temática.

Entre sus títulos más conocidos encontramos: De Par en Par, Las Alas del Destino, La Reina del Puerto, Una Primavera para el Olvido, Mesoamérica – Retrato Cultural del Territorio, Centzuntli, Al Sonar de las Marimbas, Miradas Impacientes I, II y III, o El maleficio de Bolívar.

¿Por dónde empezamos? Pintas, escribes, colaboras en televisión y radio… ¿Quién se esconde bajo el nombre de Antonio Torres?

Pues creo que la mejor definición de mí mismo puede ser la de “un hombre inquieto”. Es la creación lo que me mueve, y es por épocas que un soporte o género me atrae y me atrapa. La pintura es algo que nunca abandono, siempre está ahí desde hace más de cuarenta años. He expuesto mis obras por distintas ciudades españolas con técnicas y formatos diferentes. Así como premios cosechados en concursos de pintura en los que he participado. No me encasillo en estilo y voy y vuelvo por diferentes caminos, siempre buscando la satisfacción de expresarme. Hasta en sueños me veo con pinceles, pinturas y colores. La expresión pictórica me libera mucho, me relaja… Y por el contrario la escritura es mi arma o herramienta más comprometida, más crítica.

Luego, las colaboraciones en medios audiovisuales llegaron casualmente y formando parte de la misma necesidad de expresar mis pensamientos, mis inquietudes, mis críticas…

¿En qué género literario te sientes más cómodo escribiendo?

De igual manera que con la pintura, porque no podría ser de otra forma, soy inquieto y lo soy en todo lo que hago. Un sagitario con influencias de capricornio o, al contrario, un capricornio muy influenciado por sagitario, como guste. Nací en ese día en que un signo se despedía y el siguiente saludaba; el mismo día en que el invierno hacía acto de presencia y la década de los cincuenta se marchaba. Y parece que esa inquietud creativa no es por pura casualidad…

Tampoco podría decidirme por un género literario. Lo que sí puedo asegurar es que donde no me siento muy cómodo es en la poesía, y reconozco que lo he intentado, pero es algo que no sale de mí. No tengo alma de poeta y, aunque me gusta leerla, no siempre me cautiva.

Mis libros se componen de diferentes géneros: novelas, ensayos o relatos. Por esos tres géneros es por donde mejor me hallo.

Y la influencia, porque hasta pasados los cuarenta años no tuve relación con la creación literaria, fue el formato vídeo, lo audiovisual, lo que me llevó a la literatura. Fue el día en que me dispuse a crear un corto y pensé en un guion. Escribí una historia surrealista y me quedé sorprendido del resultado, tanto fue así que me puse a escribir un segundo para elegir entre los dos, pero cuando me quise dar cuenta llevaba más de trescientas páginas escritas de mi primera novela, “De par en par”.

Después llegaron: “La Reina del Puerto” (novela); Las Miradas Impacientes I, II y III (relatos, artículos y ensayos fruto de mi blog con el mismo nombre); “Al Sonar de las Marimbas” (ensayo, por mi relación afectiva con Nicaragua); “Una Primavera para el olvido” (novela); “Centzuntli” (un catálogo o listado de pueblos indígenas de Centroamérica, México y El Caribe); “Mesoamérica – Retrato Cultural del territorio” (Un ensayo que recoge todas las culturas que se dieron en el territorio cultural hasta la llegada de los españoles); “El Maleficio de Bolívar” (novela); “Las Alas del Destino” (relatos, fruto de mi colaboración con “El Sol de Tampico”, México. Periódico donde se fueron publicando mis relatos semanalmente durante un año y con notable éxito). Y por último la primicia, acabo de terminar mi nueva novela que aún está entre máquinas. Espero que cuando termine la cuarentena o confinamiento que sufrimos ya esté esperando a las puertas de la imprenta para enviarla a las librerías. Solo adelanto el título: “Tras la Sombra de Ziryab”, y aunque se trata de intriga, misterio y aventura contemporánea, la trama o argumento se apoya en la história, en la cultura de la época del Emirato  Omeya Cordobés.

¿Qué pretendes transmitir a través de tus escritos?

Tampoco sabría decir qué, pues depende de lo que me motive en ese momento y la necesidad de contar, pero siempre hay en todas mis obras un hilo de crítica que las envuelve y no pasa desapercibido mi pensamiento o naturaleza.

¿Dónde podemos encontrar tus libros? Y a ti, ¿podemos seguirte en las redes?

La mayoría de mis obras están publicadas con Ediciones Alféizar, y se pueden encontrar a través de su web, en librerías españolas y en todos los canales de venta bajo demanda en España y por 130 países en todo el mundo. También Amazon, por supuesto.

Actualmente no colaboro con ningún medio audiovisual o literario. A veces necesito un tiempo de descanso, de creación, y me refugio en mi intimidad, para después cuando aparezca la ocasión volver a expresarme o compartir mis creaciones públicamente.

De todas maneras, muchos de mis seguidores pueden encontrarme en mis blogs, que recogen muchos de mis escritos:

https://centzuntli.blogspot.com/

https://elmiradorimpaciente.blogspot.com/

https://cubremelaespalda.blogspot.com/

Y en mi canal de Youtube, donde algunos de los vídeos de mis colaboraciones en tv se pueden ver:

https://www.youtube.com/user/ATorresRodriguez

Con tu trayectoria… ¿Qué consejos darías a la gente que nos aventuramos a empezar a escribir?

Solo me atrevería a decir que escriban, escriban y escriban, y que disfruten siempre que lo hagan. Que no se dejen llevar por el resultado, es la práctica, la experiencia, lo que produce la calidad literaria.

¿A quién le cedes el testigo en esta cadena de talentos?

A César Altolaguirre Vázquez, autor de “Corona de Flores”, una excelente novela que recomiendo leer.

Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo.

Un placer siempre para mí, el poder compartir espacio y tiempo con ustedes.